Régimen de gananciales

¿Qué es el régimen de gananciales?

El régimen de gananciales es uno de los sistemas económicos por los que se puede regular un matrímonio. El otro es el régimen de separación de bienes.

Régimen de gananciales

El régimen de ganaciales está regulado en los artículos 1344 y siguientes del Código Civil y consiste en que todo lo que adquieran los cónyuges durante el matriminio será de los dos, con independencia de la titularidad que conste en el bien (con algunas excepciones que más adelante señalaremos).

Si los cónyuges no pactan ningún otro régimen económico previamente a contraer matrimonio a través de las capitulaciones matrimoniales, el régimen de gananciales será el que se les aplicará por defecto. Excepto en: País Vasco, Cataluña, Navarra, Aragón y Baleares que el régimen económico por defecto es el régimen de separación de bienes.

Como hemos señalado en párrafos anteriores, si bien es cierto que el régimen de gananciales se caracteriza porque todo lo que consiguen los cónyuges (independientemente) durante el matrimonio pasa a ser de los dos cónyuges, no es menos cierto que, esta regla general del régimen de gananciales tiene sus excepciones.

Así, pasamos a detallar qué bienes no estarán sujetos al régimen de gananciales (artículo 1346 del Código Civil):

  1. Los bienes y derechos que le pertenecieran al comenzar la sociedad. Es decir, no serán de ambos cónyuges los bienes que tubiese cada uno de ellos antes de casarse.
  2. Los que adquiera después por título gratuito. Tampoco pertenecerán a ambos cónyuges los bienes que hubiesen recibido como donación o regalo cada uno de ellos.
  3. Los adquiridos a costa o en sustitución de bienes privativos. No serán bienes de los dos cónyuges aquellos que se hayan obtenido por la venta de un bien que pertenecía a uno de ellos. Por ejemplo: antes de casarse uno de los cónyuges era propietario de una casa y una vez casado en régimen de gananciales, la vende y se compra un piso. Ese piso no pertenecerá a los dos cónyuges, solo al que vendió la casa para comprarse el piso.
  4. Los adquiridos por derecho de retracto perteneciente a uno solo de los cónyuges. No pertenecerán al matrimonio, aquellos bienes que uno de los cónyuges adquiere porque tenía un derecho preferente de adquisición.
  5. Los bienes y derechos patrimoniales inherentes a la persona y los no transmisibles inter vivos. Aquí, la ley se refiere a los bienes y derechos adquiridos por herencia, por ejemplo.
  6. El resarcimiento por daños inferidos a la persona de uno de los cónyuges o a sus bienes privativos. No pertenecerán al matrimonio la indemnización que haya percibido uno de los cónyuges por, por ejemplo, un accidente de tráfico. La indemnización, solo pertenecerá al cónyuge que tenga derecho a recibirla.
  7. Las ropas y objetos de uso personal que no sean de extraordinario valor.
  8. Los instrumentos necesarios para el ejercicio de la profesión u oficio, salvo cuando éstos sean parte integrante o pertenencias de un establecimiento o explotación de carácter común. Por ejemplo, si uno de los cónyuges es violinista, el violín, no pertenecerá al matrimonio conjuntamente, solo al cónyuge violinista.

Por tanto, podemos decir que sí son bienes pertenecientes al régimen de gananciales los siguientes (artículo 1347 del Código Civil):

  1. Los obtenidos por el trabajo o la industria de cualquiera de los cónyuges. Por ejemplo: los sueldos, las bonificaciones, etc.
  2. Los frutos, rentas o intereses que produzcan tanto los bienes privativos como los gananciales. Por ejemplo: El alquiler (la renta) de un piso propiedad de los dos cónyuges o de solo uno de ellos.
  3. Los adquiridos a título oneroso a costa del caudal común, bien se haga la adquisición para la comunidad, bien para uno solo de los esposos. Por ejemplo: un coche que se ha comprado con el dinero del matrimonio, aunque se ponga a nombre de uno solo de los cónyuges pertenece a los dos.
  4. Las empresas y establecimientos fundados durante la vigencia del régimen de ganaciales por uno cualquiera de los cónyuges a expensas de los bienes comunes. Por ejemplo: Si uno de los cónyuges monta una empresa con dinero del matrimonio (es decir, dinero obtenido por cualquiera de los cónyuges tras el matrimonio) la empresa será de los dos cónyuges.
  5. Los adquiridos por derecho de retracto de carácter ganancial, aun cuando lo fueran con fondos privativos, en cuyo caso la sociedad será deudora del cónyuge por el valor satisfecho.

¿Cuándo y cómo se extingue el régimen de gananciales?

El régimen de gananciales se extingue por las siguientes causas (artículo 1392 del Código Civil):

  1. Por el divorcio del matrimonio.
  2. Por nulidad del matrimonio.
  3. Por la separación judicial del matrimonio.
  4. Cuando los cónyuges cambian de régimen económico.

La forma de disolución del régimen de gananciales es similar al de cualquier sociedad civil. Se resta el activo del pasivo y lo que quede se reparte a partes iguales (ya sea sobrante o deudas).

Así, formarán parte del activo del régimen de gananciales, básicamente: los bienes (tanto muebles como inmuebles que tubiese el matrimonio); y del pasivo: las deudas que tubiese el matrimonio (créditos, hipotecas, etc.).

Artículos relacionados con Régimen de gananciales

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.