Proceso de divorcio

El proceso de divorcio es el procedimiento que se sigue desde que los cónyuges deciden romper el vínculo matrimonial a través del divorcio, hasta que se dicta la sentencia de divorcio.

Proceso de divorcio

Básicamente, hay dos tipos de proceso de divorcio, dependiendo del tipo de divorcio ante el que nos encontremos.

Así, habrá:

  1. Proceso de divorcio de mutuo acuerdo o divorcio express
  2. Proceso de divorcio contencioso

Proceso de divorcio de mutuo acuerdo o divorcio express

El proceso de divorcio de mutuo acuerdo, es aquel que se sigue cuando los cónyuges se divorcian de mutuo acuerdo, esto quiere decir, que ambos cónyuges han decidido divorciarse de forma amistosa, aunque les haya costado alcanzar los acuerdos o aunque alguno de ellos o ambos, no hayan conseguido lo que en realidad querían o cómo les hubiera gustado, pero es evidente que ante cualquier tipo de divorcio, va a ser muy difícil conseguir todo lo que queremos o cómo lo queremos.

Inicio del proceso de divorcio de mutuo acuerdo

Una vez los cónyuges deciden divorciarse y quieren hacerlo de forma amistosa, lo cual es mucho menos traumático y más si hay hijos en común, deben acudir a un abogado para exponerle la situación y qué es lo que quieren, es decir, cómo quieren que sus relaciones familiares funcionen tras el divorcio respecto de los hijos, cómo quieren repartirse los bienes que tengan, etc. El abogado de divorcio les explicará y asesorará sobre sus decisiones, si lo que quieren es viable (que no quieran tomar una decisión injusta o ilegal) y si el juez lo aprobará.

Hay que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, en el proceso de divorcio los cónyuges acuden al abogado con intención de divorciarse de forma amistosa, pero no acaban de ponerse de acuerdo o no saben cómo hacerlo, en estos casos, será el propio abogado o la mediación familiar quienes les ayudarán a alcanzar los acuerdos que correspondan. Por eso, ante un proceso de divorcio de mutuo acuerdo, los cónyuges pueden tener un único abogado para ambos o cada uno tener el suyo propio. Es indiferente.

Continuación del proceso de divorcio de mutuo acuerdo

Cuando los cónyuges han alcanzado los acuerdos, con o sin ayuda del abogado, éste redactará el convenio regulador que es una especie de "contrato" que recoge los acuerdos alcanzados por las partes (los cónyuges).

Una vez redactado el convenio regulador, los cónyuges deberán leerlo y firmarlo. Hecho esto, el abogado presentará el convenio regulador anexado a una demanda de divorcio de mutuo acuerdo, junto con el certificado de inscripción del matrimonio y los certificados de nacimiento de los hijos si los hubiere.

Cuando la demanda de divorcio se presenta en el juzgado, se estudia por el juez (se comprueba que los acuerdos alcanzados por los cónyuges son legales) y se señala día y hora para que los cónyuges ratifiquen el convenio regulador. Esto quiere decir que se les enseña a los cónyuges el convenio regulador para preguntarles si lo reconocen y si la firma que hay en él es la suya (se intenta evitar la falsificación de firmas).

Hay que señalar que en caso de que dentro del matrimonio haya hijos menores de edad, se dará traslado de una copia del convenio regulador al Ministerio Fiscal para que éste emita un informe en el que diga si el convenio es correcto respecto de los hijos, que no se les está vulnerando ningún derecho con los acuerdos alcanzados.

Fin del proceso de divorcio de mutuo acuerdo

Una vez ratificado el convenio regulador por los cónyuges, se dicta sentencia de divorcio de mutuo acuerdo que homologará el convenio regulador firmado por las partes. La sentencia de divorcio también se inscribirá en el Registro Civil conforme el matrimonio se ha disuelto por divorcio.

Proceso de divorcio contencioso

El proceso de divorcio contencioso se produce cuando los cónyuges no consiguen ponerse de acuerdo en las medidas a adoptar tras el divorcio y acuden al juez para que sea éste el que decida. Este proceso de divorcio es más largo y doloroso que el proceso de divorcio anterior ya que, las medidas las adoptará el juez y no nosotros y tendremos que estar pendientes de lo que decide el juez.

Inicio del proceso de divorcio contencioso

Cualquiera de los cónyuges, sea o no con el consentimiento del otro, puede pedir el divorcio, así que, acudirá a un abogado para que le asesore sobre cómo hacerlo y qué puede conseguir dada la situación familiar concreta (bienes del matrimonio, hijos en común, edad de los hijos, ingresos familiares, gastos familiares, etc.).

Una vez asesorado, el abogado le pedirá al cónyuge que le facilite una serie de documentación para poder presentar la demanda (por ejemplo: copia del libro de familia, nóminas, facturas de gastos habituales de la vivienda, comprobantes de los gastos de los hijos, etc.).

Cuando el abogado ya tiene todos los documentos que necesita, preparará la demanda de divorcio contencioso, en la que explicará cuál es la situación familiar y qué es lo que se pide respecto a, por ejemplo: el uso del domicilio familiar, reparto de bienes, guarda y custodia de los hijos, patria potestad, pensión alimenticia, pensión compensatoria, etc.

Una vez lista la demanda, el cónyuge la leerá y firmará junto al abogado (esto no es obligatorio, pero muchos abogados lo piden para justificar ante el juez que su cliente ha leído y entendido lo que pone en la demanda).

Continuación del proceso de divorcio contencioso

Cuando la demanda ya está terminada y firmada se presenta ante el juzgado, acompañada de todos los documentos que justifican lo que se pide. Una vez presentada, el juez la admite a trámite y le envía una copia al otro cónyuge, para que éste conteste la demanda en el plazo de veinte días hábiles.

Una vez contestada la demanda, el juez señalará día y hora para la celebración del juicio. Al juicio deberán ir, además de los cónyuges, todos los testigos que quieran presentar, si los hay, para justificar lo que se pide y el juez los admitirá o no.

Fin del proceso de divorcio contencioso

Terminado el juicio, el juez dictará sentencia de divorcio, ésta puede tardar de unos días a varios meses, dependiendo de la acumulación de trabajo del juzgado concreto. La sentencia de divorcio puede ser recurrida si no se está de acuerdo con la misma, en parte o en todo, ante la Audiencia Provincial que corresponda.

Artículos relacionados con Proceso de divorcio

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.