Pátria potestad

¿Qué es la patria potestad?

La patria potestad es la obligación y el deber que tienen los padres respecto de los hijos y que consiste, entre otras, en cuidarles y protegerles mientras los hijos son incapaces o no se han emancipado.

Pátria potestad

Así, la patria potestad es la figura jurídica que deben cumplir los padres respecto de sus hijos para suplir la falta de capacidad de estos mientras no estén emancipados o sean incapaces.

Por tanto, la patria potestad se trata de una obligación o deber de los progenitores respecto de sus hijos y de un derecho de los hijos frente a los padres. No obstante y, a pesar de que la patria potestad siempre debe llevarse a cabo de forma que beneficie al hijo (cuidarlo, protegerlo, educarlo, alimentarlo), la ley exige y explícitamente manifiesta que los hijos deben obedecer y respetar a sus padres y ayudar con los gastos familiares siempre que puedan.

¿En qué consiste la patria potestad?

La patria potestad consiste en cuidar y proteger a los hijos no emancipados de manera que se cubran sus necesidades básicas de alimento, protección y cuidados. Asimismo, los padres deberán velar y encargarse de la administración de los bienes que pudieran pertenecerles a sus hijos (por ejemplo, casos de herencias que reciben los hijos y que no pueden gestionar ellos) y representarlos legalmente ante cualquier procedimiento o situación que requiera la presencia de los hijos sujetos a la patria potestad.

En definitiva, la patria potestad consiste y podría resumirse en la protección y cuidado de los hijos por parte de los progenitores hasta que éstos, son capaces de hacerlo por si solos.

¿Quién tiene u ostenta la patria potestad?

La patria potestad es compartida por ambos progenitores y, en caso de divorcio o separación, lo habitual es que la patria potestad continúe siendo compartida por ambos progenitores a partes iguales.

En caso de que los progenitores no estén de acuerdo en cómo gestionar o tomar una decisión referente a los hijos y que se corresponda con el ejercicio de la patria potestad, pueden acudir al juez para que sea éste quien decida cuál de los dos progenitores puede decidir en el caso concreto que se le ha expuesto.

Así, ante una disputa por parte de los progenitores en la toma de una decisión relativa a los hijos, se acudirá al juez, se le explicará la situación concreta y cuál es la decisión a tomar (el juez también escuchará al hijo siempre que tenga capacidad para explicarse y, en todo caso, siempre que sea mayor de doce años) y, tras oir a los progenitores, el juez decidirá quien de los dos padres debe decidir en el caso concreto. Imaginemos, por ejemplo, que uno de los progenitores quiere que el hijo haga la comunión y el otro no, si no se ponen de acuerdo, el juez, tras escucharlos a ambos y al hijo si fuera posible, decidirá por ellos.

En caso de que las disputas en la toma de decisiones respecto de los hijos sean habituales, el juez puede conceder la patria potestad a uno solo de los progenitores o distribuir la patria potestad entre ambos en función de las decisiones que deban tomarse. Esta distribución o concesión se tendrá que otorgar durante un plazo determinado que, en cualquier caso, nunca puede ser superior a los dos años.

En cualquier caso, el juez (de mutu propio o porque cualquiera de los progenitores o el Ministerio Fiscal se lo pide) podrá tomar decisiones que se encuentran bajo la figura de la patria potestad, siempre y cuando, la toma de decisión se haga en beneficio del hijo menor de edad o para evitarle un daño o un perjuicio. Así, por ejemplo, el juez puede decidir retirar el pasaporte del hijo menor de edad a uno de los progenitores (para evitar que se lleve al menor al extranjero), prohibir sacar al hijo menor de edad del territorio nacional sin autorización judicial o prohibir el cambio de domicilio del menor sin tener el correspondiente visto bueno por parte del juez (sin tener la autorización judicial).

Por tanto, la patria potestad, en principio y salvo casos extremos, será ejercida por ambos progenitores.

Hay que señalar que la patria potestad incluye el hecho de favorecer las relaciones de los hijos con sus abuelos y otros familiares o parientes.

En caso de que la patria potestad no sea ejercida por los progenitores, por ejemplo, casos de jóvenes cuya patria potestad es otorgada a servicios sociales por la imposibilidad de controlarlos (jóvenes con problemas) u otorgada (la patria potestad) a otros familiares por imposibilidad de que los padres puedan hacerse cargo, los progenitores tienen derecho a saber de sus hijos y tener contacto con ellos (a excepción de la familia biológica de un hijo que ha sido adoptado por otra familia).

¿Dónde está regulada la patria potestad?

La patria potestad viene recogida y regulada en los artículos 154 y siguientes del Código Civil.

Artículos relacionados con Pátria potestad

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.