Guarda y custodia de los hijos

La guarda y custodia de los hijos, es el derecho y el deber que tiene el progenitor respecto de sus hijos. Así es el derecho que tiene a estar con ellos y el deber de cuidarlos y protegerlos.

Guarda y custodia de los hijos

La guarda y custodia de los hijos viene regulada en los artículos 90 y siguientes del Código Civil, junto con el resto de medidas a adoptar respecto de los hijos ante un proceso de ruptura (divorcio, separación judicial).

Hay que decir que para que se otorgue la guarda y custodia de los hijos, no es preciso que los progenitores estén casados, puede tratarse de una pareja de hecho o no con un hijo en común que no conviven juntos y que desean y deben regular la relación respecto de los hijos.

¿Cuál es la guarda y custodia de los hijos habitual?

Habitualmente, la guarda y custodia de los hijos suele otorgarse a favor de la madre y al padre se le otorga un régimen de visitas más o menos amplío. El régimen de visitas estándar es:

  • Fines de semana alternos, desde el viernes a la salida del colegio hasta el domingo a las ocho o nueve de la noche
  • Uno o dos días intersemanales, de la salida del colegio de los hijos hasta las ocho o las nueve de la noche.

Esta situación, por suerte, ha ido cambiando con el paso de los años y, actualmente, es más común que se otorguen guardas y custodias compartidas. Esto quiere decir, que los hijos pasarán la mitad del tiempo (más o menos) con cada uno de los progenitores.

Las guardas y custodias compartidas han sido muy criticadas por algunos progenitores al entender que perjudican al crecimiento y educación del hijo, pero lo cierto es que, numerosos estudios han demostrado que las guardas y custodias compartidas son muy beneficiosas para los hijos y no les supone ningún trauma el hecho de tener dos casas y compartir su tiempo entre ambos progenitores, antes al contrario.

Si que es cierto, que cuando los hijos son menores de tres años, es habitual que la guarda custodia se la otorguen a la madre, aunque nada impide que se otorgue una guarda y custodia compartida incluso antes.

El problema es que, actualmente, con la normativa actual la guarda y custodia compartida de los hijos queda relegada a una situación en la que tienen que ser ambos cónyuges los que estén de acuerdo, que sean los hijos los que quieran o que sea el juez quien lo decida, pero en este último caso el juez debe justificar que es lo mejor para los hijos. Por tanto, nuestra normativa actual, hace que sea complicado para los jueces poder otorgar una guarda y custodia compartida (lo tienen que tener muy claro).

Guarda y custodia de los hijos en Cataluña

Hay comunidades autónomas que han cambiado su regulación para adaptarse a las nuevas circunstancias. Es por ejemplo el caso de Cataluña. En Cataluña se ha establecido que la guarda y custodia compartida de los hijos sea la guarda y custodia que se otorgue por defecto, salvo que se demuestre que no es beneficiosa o que para el caso concreto el juez no la recomienda. Esta modificación legal, tuvo lugar con la entrada en vigor en 2011 del Libro II del Código Civil de Cataluña sobre la persona y la familia (ley 25/2010, de 29 de julio).

Este cambio es normal y, a nuestro entender, debería hacerse también en el Código Civil estatal, porque ya no estamos ante la típica familia en la que el padre trabajaba fuera de casa todo el día y la madre se quedaba al cuidado de los hijos. Actualmente, ambos progenitores trabajan fuera de casa y ambos se hacen cargo por igual de los hijos, por lo que, tras la ruptura matrimonial o de convivencia, no es justo que solo uno de ellos tenga la guarda y custodia de los hijos, cuando ambos lo desean, ambos están capacitados y es una situación que se ha demostrado beneficia el crecimiento de nuestros hijos.

¿Se puede modificar el tipo de guarda y custodia de los hijos?

Sí. La respuesta es afirmativa. Cuando las circunstancias hayan cambiado, se le puede pedir al juez (si los progenitores no se ponen de acuerdo) que modifique las medidas que en su día se acordaron (una de las medidas puede ser la guarda y custodia de los hijos).

Actualmente, se están presentando muchas demandas de modificación de medidas por parte de padres que no tienen la guarda y custodia de los hijos (si un régimen de visitas) y quieren una guarda y custodia compartida. Esta situación es debido a varios factores:

  1. Los jueces se están adaptando a las nuevas circunstancias sociales y familiares y son más propensos a otorgar guardas y custodias compartidas si se cumplen una serie de requisitos (los hijos quieren, el padre lo desea y las circunstancias familiares que lo envuelven son favorables).
  2. Los hijos crecen y ellos mismos piden a sus padres pasar más tiempo con ellos.

En definitiva, a la hora de solicitar la guarda y custodia de los hijos debemos tener presente: qué es lo mejor para ellos y qué es lo que ellos quieren (que no nosotros) y siempre que haya una mínima comunicación entre los progenitores y ambos tengan tiempo y capacidad para asumirlo, lo mejor es que las guarda y custodia de los hijos sea compartida. Evidentemente, hay casos en los que no es viable y por muy beneficiosa que sea la guarda y custodia compartida, no es posible por diferentes circunstancias y hasta que esas circunstancias no cambien, entonces lo mejor es que la guarda y custodia de los hijos la tenga solo uno de los progenitores.

Artículos relacionados con Guarda y custodia de los hijos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.